En este momento estás viendo ¿A quién se dirige la publicidad?

¿A quién se dirige la publicidad?

LA PUBLICIDAD, es el término que sugiere la idea de comprar un producto influyente.

¿A QUIEN SE DIRIGE LA PUBLICIDAD?

Externo

  • Decisor, la persona que finalmente toma la decisión de compra, como y donde hacerla
  • Comprador, la persona que realiza la compra
  • Usuario, la persona que consume o usa el producto
  • Los Consumidores Potenciales serán aquellos que no consumen nuestro producto pero pueden pasar a ser consumidores.
  • Los propios Consumidores del producto. Una parte importante de la publicidad se dirige a los propios clientes de la empresa para que se mantengan fieles y repitan la compra o para que consuman mayor cantidad de producto

Interno

  • Los Intermediarios. La publicidad puede tener como objetivo a las tiendas y los empleados de los establecimientos donde se vende el producto
  • Los Empleados de la propia empresa. La publicidad puede resultar efectiva para motivar a los propios trabajadores
  • Los Prescriptores. Estos, no consumen ni pagan el producto pero pueden ser muy importantes. Por ejemplo, los médicos que recetan diferentes marcas de medicinas suelen ser fundamentales para el éxito de las empresas farmacéuticas

BENEFICIO DIFERENCIAL

Los consumidores cuando compramos un producto estamos interesados en el beneficio que nos reporta.

Compramos guiados por unas ciertas motivaciones. Estas motivaciones pueden ser muy racionales como cuando elegimos el coche que consume menos. Pero en muchas ocasiones son motivaciones relacionadas con los sentimientos, las emociones, las relaciones sociales e incluso motivaciones procedentes del subconscientes.

Se hace preciso analizar de una forma creativa todos los posibles beneficios que nuestro producto puede proporcionar a los clientes. Si trata de seguir unos pasos que nos permitan decidir los beneficios de nuestro producto vamos a resaltar y seleccionar uno en especial como el beneficio clave. Por tanto, debemos de: Analizar en profundidad el producto, la competencia y las motivaciones racionales y no racionales de los consumidores.  Realizar sesiones de creatividad, reuniones de grupos de enfoque con clientes, preguntar a vendedores y empleados. Los clientes, los productos competidores, los vendedores y en general todos los empleados de la empresa son una buena fuente de ideas. Generar una lista extensa de posibles beneficios racionales, emotivos, sociales, no conscientes y de todo tipo. Nuestro producto puede ofrecer al consumidor comodidad, duración, ahorro, conocimiento, ayudar a conseguir trabajo, tener éxito social, integrarnos en un grupo, aumentar nuestra autoestima, y una infinidad de posibles beneficios.

Los motivos que seleccionamos dependen de la estrategia de publicidad, la imagen y el posicionamiento del producto. El beneficio debe ser valioso desde la perspectiva de los consumidores. También en la selección es muy importante estudiar los beneficios que el consumidor conoce de los productos de  la competencia.  Elegir un único beneficio como el básico y fundamental sobre el que se basará la campaña de publicidad.

Lo ideal suele ser seleccionar un solo BENEFICIO CLAVE. Nuestra comunicación se construirá alrededor de ese único beneficio. Para elegirlo, lo más importante es mirar desde la perspectiva de los consumidores y de sus motivaciones de compra.

El beneficio clave o básico que podemos elegir depende mucho de los beneficios que el consumidor conoce de los productos de la competencia. Si un competidor fuerte está ya posicionado claramente con un beneficio puede que sea conveniente seleccionar otro. 

¿Por qué una agencia de publicidad te ayudaría?

Una vez que tenemos seleccionado el beneficio clave en que basaremos nuestra comunicación tenemos que aportar una razón para que nos crean. En publicidad no sólo tratamos de llevar nuestro mensaje al público tenemos también que convencerlo. Por tanto necesitamos aportar pruebas para convencer a los consumidores. Si vamos a difundir un beneficio básico necesitamos argumentos, razones, pruebas para que el consumidor nos crea. Debemos explicar la razón por la que nuestro producto puede hacer lo que afirma. 

Si nuestro producto tiene una diferencia que supone una ventaja sobre los competidores, normalmente no es suficiente con decirlo, es preciso dar razones que apoyen nuestras afirmaciones.

Al comunicar la publicidad el apoyo de espertos en la materia, acompañado de una demostración visual. Genera más eficacia que la competencia.  Algunos productos basan su ventaja en alguna característica difícil de visualizar. La utilización de personajes famosos que prestan su credibilidad al producto es otra forma de hacer creíble nuestra argumentación. Si se emplea una personalidad en un anuncio, es preciso analizar si el público lo considera una fuente fiable en relación al tipo de producto.

Si bien analizar y desarrollar todos estos puntos de vista no son fáciles, existen otros factores que determinarán si el empleo idealizado será el adecuado o no para nuestra campaña. Los cuales, al contratar una agencia de publicidad, te facilita buscar los puntos ciegos que no alcanzas a percibir. Ya sea por no tener el conocimiento del tema o simplemente estar desactualizado en ello.

En BAC, nuestra idea de impulsar tu imagen se basa en identificar y abarcar todos los puntos a cubrir de tu publicidad, para tu publico objetivo, de manera interna y externa.

Si deseas contratar nuestros servicios para tu marca, por favor llena nuestro formulario de Contacto, y un asesor de cuenta se estará comunicando contigo a la brevedad.

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta